Inicio Riesco M2018-11-12T07:47:15+00:00

CENTRO ESPECIALIZADO EN LA INTERVENCIÓN PSICOLÓGICA (PSICÓLOGOS TOLEDO)

Clínica psicológica

¿Qué problemas tratamos?

  • La ansiedad: La persona se caracteriza por exagerar tremendamente los contratiempos que nos presenta la vida en sociedad a todos, lo que nos martiriza es la manera de decirnos las cosas, es normal que fallemos somos humanos y orgullosos de serlo. La ansiedad no es una debilidad, es una emoción que tenemos que tener controlada, nada más.
  • La depresión: Quejarse es la mejor manera de no salir de un estado depresivo
  • Autoestima: Lo externo no te da la felicidad, la mejor autoestima es aquella en la que no te exiges ser de una manera de ser determinada, ser listo, inteligente, guapo, etc.
  • Relaciones sociales: Es una de las fuentes de gratificación mas importantes. Muchas veces evitamos el comunicar algo por el perfeccionismo comunicacional, es decir tenemos que decirlo perfecto y nos olvidamos de que lo importante es comunicar. La imagen personal no es importante, siempre habrá alguien que no la respete como nos gustaría.
  • Miedos: Los miedos se combaten no enfrentándose a ellos sino convenciéndose de que no tienen objeto.
  • Trastorno obsesivo-compulsivo: Pensamientos que no se los puede uno sacar de encima, no se canaliza la energía hacia afuera, por diferentes motivos: familias sobreprotectoras o excesivamente pasivas, ambiente hostil, maltratos, ausencia de amor para sentirse seguro.
  • Complejos: Somos muchos los que tenemos defectos, en realidad todos.
  • Ataques de pánico: El miedo es una emoción normal, es una defensa natural, otro tema es la exageración del mismo, el miedo al miedo es el problema.
  • Terapia de pareja: No exigirse, es la clave.
toledopsicologo.com

¿Qué técnicas utilizamos?

Psicología cognitivo-conductual:

La terapia cognitiva es muy parecida a aprender otro idioma, es similar en el sentido de que se trata de aprender y luego practicar, es gradual, y al final resulta algo natural.

La terapia cognitiva es una terapia de argumentos no es un ejercicio de pensamiento positivo.

Las emociones no son correctas porque uno las sienta, son correctas a la luz de criterios objetivos.

Revisión de cada una de las ideas exageradas y catastróficas que traigan a consulta.

Objetivos.

  1. Darse cuenta de que somos nosotros mismos los que creamos, en gran medida, nuestras propias perturbaciones psicológicas y que, aunque las condiciones ambientales pueden contribuir a estos problemas, tienen, en general, una consideración secundaria en el proceso de cambio.
  2. Reconocer claramente que poseemos la capacidad de modificar de una manera significativa estas perturbaciones.
  3. Comprender que las perturbaciones emocionales y conductuales provienen, en gran medida, de creencias irracionales, dogmáticas y absolutistas.
  4. Descubrir estas creencias irracionales y discriminar entre ellas y sus alternativas racionales.
  5. Cuestionar estas creencias irracionales utilizando los métodos lógico-empíricos de la ciencia.
  6. Trabajar en el intento de internalizar las nuevas creencias racionales, empleando métodos cognitivos, emocionales y conductuales de cambio.
  7. Continuar este proceso de refutación de las ideas irracionales y utilizar métodos multimodales de cambio durante el resto de la vida.

Te consideras una persona normal y que desde hace un tiempo te sientes como que has perdido el rumbo

O quizás te encuentres últimamente como muy estresado por problemas en casa, trabajo, con tu pareja…

O eres simplemente alguien que quiere superar una inseguridad, un temor que tiene desde…

Si te sientes incluido o sientes curiosidad por saber si tu problema tiene alguna solución, puedes contactar conmigo sin compromiso.

La psicología que se practica en el centro es la psicología cognitiva o de pensamiento. Se trata de un método de evaluación y de tratamiento individualizado, cuyo objetivo es modificar conductas, emociones y pensamientos que están produciendo o manteniendo lo que nos hace sentir mal. Este proceso tiene una duración determinada dependiendo de la gravedad de la situación y de tu implicación en el mismo.