AUTOESTIMATE

Cuando alguien se mete con nosotros, cuando alguien nos fastidia, incluso cuando consideramos que ese alguien no nos ha correspondido como nos merecemos, hemos tenido un montón de desvelos por esa persona y nos paga así, casi con indiferencia, no nos merecemos esto. Nuestra posición cae varios enteros, nuestra autoestima por los suelos, nos tardamos en recuperar de esos “bajones”.

Todo ello para los comunes de las personas, a todos nos afectan los reveses que nos da la vida, a todos?

Excepto esa gente que incomprensiblemente no parece afectarles o al menos no en la medida que parece afectar a los demás, como es eso?

Sencillo, su nivel de autoestima está por encima de la media, les importa muy poco el sentirse ridículos, incapaces, incluso tontos, les afecta muy poco lo que los demás puedan pensar de ellos, sobre todo porque su diálogo interno en estas situaciones no es machacante contra ellos mismos, que los demás dicen esto o lo otro, sé positivamente que eso no es verdad incluso si lo fuera, entra dentro del cómputo de la falibilidad del ser humano, no pasa nada porque haya cometido fallos, tengo derecho a cometerlos, procuraré no hacerlos de nuevo pero es inevitable que los haga, de ellos aprenderé. Este es el clásico diálogo que mantiene una persona con autoestima alta, esto es lo que se suele llamar autoestima alta.

No somos partidarios de lo que se ha dado en llamar psicología positiva en el sentido de mirarte al espejo diariamente y decirte lo que vales y lo buena que eres y en minimizar los defectos que tienes, auto-engañándote y diciéndote quizás cosas que no sientes con el fin de que eso que te dices, cale en ti y al final te lo creas. El camino a seguir para tener una autoestima correcta es alejarte lo más posible de la pretensión, la pretensión de ser más, incluso la pretensión de ser igual a…, la pretensión de aparentar ante los demás lo que no eres, tomar como estandarte la renuncia y el ser humilde y aunque parezca que estas cualidades van contra natura, es cuestión de ser firme en ese propósito y notarás como las cosas a tu alrededor muy poco a poco pero van cambiando, te empiezan a ver con otros ojos, te empiezan a valorar, haz la prueba.