Porque hago esto de esta manera? Os lo habeis preguntado en ocasiones? No se si esta bien o mal, pero es mi forma de hacerlo. Donde lo hemos aprendido hacer asi? Nos sentimos bien al hacerlo? Lo hacemos de manera diferente a los demás? Nos importa?

Preguntas y más preguntas,  el ser humano no podría vivir sin ellas, a veces encontramos respuestas que nos satisfacen y otras veces no. Cuantas nos hemos dejado llevar a algún episodio de nuestra infancia, por ejemplo al oler alguna comida que nos haya recordado a nuestra madre o estar de pronto esperando el autobús lloviendo y el olor de la

tierra mojada nos ha transportado. El olfato es quizás el mejor sentido del que disponemos para recordar, estos se procesan en el bulbo olfatorio, una zona del cerebro muy ligada a la amígdala y el hipocampo, regiones que controlan la memoria y las emociones, por eso muchas personas recuerdan a través del olor, como que se nos introduce muy adentro de nuestro cerebro y podemos volver al pasado en cuestión de segundos.

De la misma manera que nos pueden transportar a recuerdos agradables lo pueden hacer a otros que nos querríamos recordar, una persona que ha sufrido un trauma e intenta no recordarlo, es posible que los olores le traigan ese mal recuerdo.

Es positivo crear ese tipo de recuerdos de olores en tus hijos, cuanto más pequeños mejor, incluso hay estudios en hembras de animales que demuestran que si se les condiciona a temer a un olor particular antes de quedar embarazadas, las crías expuestas a esa misma fragancia reaccionaban con miedo. De la misma manera si consigues asociar en tus hijos determinados olores en momentos gratos, son sensaciones que no se van nunca.